17 octubre 2005

Desnacionalizar

Hasta el siglo XVIII, los pueblos de Europa se desangraron en nombre de la religión. Los europeos nos matábamos por ser católicos, protestantes, ortodoxos o musulmanes. Hasta que llegó un momento en el que se dijo: "¡Ya vale de muertes! Vamos a circunscribir la cuestión religiosa al ámbito de la vida privada. La vida pública debe ser aconfesional". Mi teoría es que con las naciones debe ocurrir más o menos lo mismo. Durante los siglos XIX y XX, nos hemos matado en nombre de la nación, por ser alemanes, franceses, españoles o vascos. Esos sentimientos están muy bien, pero para la vida privada. La vida pública, hoy, debería estar desnacionalizada.

El País

5 Comments:

Blogger Pau said...

Muy interesante artículo.
Ya es hora de desenmascarar el verdadero atraso y a los nazis disfrazados de progres.

lunes, octubre 17, 2005 6:38:00 p. m.  
Anonymous dedoenelojo said...

Eso estaría bien, pero el problema es que normalmente las nacionalidades (o como lo queramos llamar) normalmente se circunscriben a un ámbito geográfico que suele ser la raíz de la nación (o como lo queramos llamar). Eliminar las "naciones" supondría seguramente eliminar las fronteras, que a mi me parece un ideal muy atractivo, pero que en la práctica no creo que sea viable. Exigiría una revolución a nivel global muy poco probable. Y aunque tuviera éxito, el ser humano tiende a agruparse formando tribus (que no dejan de ser nacionalidades), lo que nos llevaría de nuevo al principio.

Desde mi punto de vista el problema actual es que se le da una importancia desmesurada al asunto "nacional". Es como si esa campaña publicitaria de "rubias contra morenas" dividiese (o fragmentara, como se dice ahora) realmente a la sociedad. Muchos intereses tirando de la cuerda siempre acaban por tensar...

martes, octubre 18, 2005 11:29:00 p. m.  
Blogger bunhuelo said...

Yo creo que lo que propone este señor no es eliminar las naciones, si no desvincularlas del estado.

Las fronteras y los estados seguirían existiendo pero más como entidades administrativas

Hacer un estado laico o aconfesional tampoco supuso eliminar las religiones

miércoles, octubre 19, 2005 9:50:00 a. m.  
Anonymous dedoenelojo said...

El problema, creo, es que todos quieren que lo suyo sea una nación, y así empieza todo. Si dices el tan de moda "estado español" automáticamente se entiende que no crees en la "nación española", y ahí chocas con los nacionalistas españoles, que suelen coincidir en negar el estatus de nación a las autonomías. Desde luego a mi me parece todo una paja mental. Sí, seguramente tengas razón, y sólo debería tenerse en cuenta el estado, como una comunidad de vecinos crecida...

miércoles, octubre 19, 2005 8:23:00 p. m.  
Blogger bunhuelo said...

es solo una idea

y no es mía

jueves, octubre 20, 2005 10:29:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home